miércoles, 3 de octubre de 2012

SIERRA MADRE OCCIDENTAL

La Sierra Madre Occidental es una cadena montañosa que abarca todo el oeste mexicano y el extremo suroccidental de los Estados Unidos. En sus 1500 km de largo recorre Arizona, parte de SonoraChihuahuaSinaloaDurangoZacatecasAguascalientesNayarit, y Jalisco, lugar donde se une al Eje Volcánico Transversal de México. Ella cubre 289 000 km² y ocupa la sexta parte del territorio mexicano. Su punto más alto es el Cerro Gordo en Durango, su anchura en promedio es de 150 km, con alturas de hasta 3000 metros sobre el nivel del mar.

File:Sierra Madres of Mexiko.jpg

















Desde el punto de vista geológico, no es una sierra, sino una meseta, surcada por numerosos cañones que dan la apariencia de sierra. A partir del volcanismo se depositaron capas de materiales ígneos, como cenizas, gravas y derrames volcánicos, de composición riolítica (rocosa), formando una gigantesca meseta. La integran siete barrancas; las más espectaculares son la Barranca del Cobre y la Barranca de Urique —que desciende hasta los 1879 m de altura—, surcadas por grandes ríos, entre ellos el Conchos que irriga gran parte del estado de Chihuahua.

El terreno es abruptamente escarpado en varias regiones, lo que hace que las variaciones de temperatura sean extremas. En la cima de las barrancas, el clima es frío (llegando en invierno a los -20 °C y en verano a los 20 °C de promedio), y en el valle templado o cálido (en invierno 10 °C de promedio, alcanzando los 40 °C en verano).



La Sierra Madre Occidental es el pulmón de la zona norte de México; cubierta por grandes bosques de pinos , encinas y oyamel (abies religiosa y abies procera), en los últimos años ha sufrido un grave deterioro. La cadena alberga numerosas especies endémicas, con una amplia variedad de flora y fauna. Según el Biodiversity Management of the Madrean Archipelago Report de 1994, hasta esa fecha la Sierra Madre Occidental contaba con más de siete mil especies de plantas, de las cuales cuatro mil eran endémicas. Mientras que otras zonas boscosas del mundo cuentan sólo con cuatro o cinco especies de pinos en cada ecosistema, en la Sierra Madre Occidental se encuentran quince diferentes, más unas 25 de encinas. Sin embargo, la tala forestal inmoderada de los últimos 120 años ha deteriorado considerablemente el ecosistema, acabando con numerosas especies y poniendo a otras al borde de la extinción. Estudios realizados por J. Martjan Lammertink, Jorge A. Rojas Tomé, Federico M. Casillas Orona y Roger L. Otto permitieron determinar que prácticamente todo el bosque de la Sierra Madre Occidental ha sido sometido a programas de aprovechamiento forestal.
En la Sierra existen cuando menos 517 especies de fauna: 290 de aves, 70 de mamíferos, 87 de reptiles, 20 de anfibios y 50 de peces. Entre los mamíferos sobresalen la ardilla, el zorrillo, varias especies de murciélagos, el coyote, el guajolote salvaje, el armadillo, el venado cola blanca, la comadreja, el jabalí, el tejón, el puma, el jaguar, el ocelote y el gato montés. Aunque están en peligro de extinción, todavía existen en lo más recóndito de la Tarahumara el puma, y el oso negro.
De las aves, 24 especies son endémicas. 10 están en peligro de extinción; entre ellas, la guacamaya verde, la cotorra serrana, la coa, el águila real y el halcón peregrino. Ciertos estudios incluyen también al trogón orejón, el búho manchado y la chara pinta entre las aves en peligro de extinción.
De los reptiles, 22 especies son endémicos y de los anfibios doce tienen ese carácter. Entre los peces de agua dulce, algunos comestibles, destacan la trucha arco iris, Eleotris picta, la Cichlasoma beani y peces de la familia poeciliidae y Eleotridae


Las montañas que integran la Sierra Madre Occidental reciben distintos nombres. Al norte de Sinaloa se encuentra parte de la gran sierra Tarahumara. Las principales ramas de la sierra hacia el este de Sinaloa pertenecen a la gran sierra de Tepehuanes, y aunque en Durango están los picos más elevados de ella, en Sinaloa destacan por su altitud las sierras de Badiraguato, Tamazula y los Frailes.


Siempre ha sido muy difícil cruzar la Sierra Madre Occidental ya que su anchura media es de unos 150 kilómetros y el promedio de su altitud va de los 2 mil a los 2 300 metros. En Sinaloa las montañas más altas apenas alcanzan los 2 mil metros sobre el nivel del mar, pero en otros estados a veces pasa de los 3 mil metros de altitud.
odo el conjunto de montañas que forman la Sierra Madre Occidental da a Sinaloa una amplia variedad de climas, desde el calor tropical y sofocante en los fondos de las grandes barrancas que están a unos 500 metros del nivel del mar, hasta los climas semicálidos en las partes altas, donde durante el invierno cae nieve.

En las estribaciones de la Sierra Madre Occidental que se encuentran en Durango, nacen otros ríos importantes que descienden a la llanura costera en Sinaloa. Ellos son el San Lorenzo, el Elota, el Piaxtla, el Quelite, el Presidio, (cuya cuenca alta queda limitada al norte por el “Espinazo del Diablo” importante estribación de la Sierra Madre Occidental por donde atraviesa la carretera Mazatlán-Durango), el Baluarte y el Cañas, que sirve de límite entre Sinaloa y Nayarit.


Barranca de Huentitán, Jalisco. Donde comienza la Sierra Madre Occidental






La Barranca Oblatos-Huentitán se ha visto envuelta en diversos sucesos de gran interés en la historia de Guadalajara. Ya, desde tiempos de la conquista, se produjeron combates entre los indios de Huentitán y los españoles. También fue lugar de batallas durante la revolución y la cristiada.

En el fondo de la Barranca existen dos localidades semiabandonadas llamadas: Arcediano y Las Juntas.

Debido a su ubicación geográfica, alberga una gran diversidad biológica, siendo considerada corredor biogeográfico, ya que presenta cuatro tipos de vegetación: bosque tropical caducifolio, bosque de galería, vegetación rupícula y vegetación secundaria. Asimismo, existen en la zona varias especies endémicas de flora y fauna, la cual la hace un lugar frecuentado por renombrados investigadores tanto nacionales como internacionales.

Por lo antes mencionado, en 1995 se creó el Programa "Rescate de la Barranca Oblatos-Huentitán" a cargo del municipio de Guadalajara, quedando sujeta a los siguientes usos: ecoturismo, deporte, educación ambiental y desarrollo comunitario.

Fue declarada Area Natural Protegida, el 5 de junio de 1997, bajo la categoría de Zona Sujeta a Conservación Ecológica, en su porción correspondiente al municipio de Guadalajara.

Por otra parte, los visitantes a la barranca de Oblatos-Huentitán estimados en 5000 personas semanales, bajan y suben ésta con la finalidad de incrementar su condición física; así como realizar un día de campo en las orillas de los Ríos Santiago y Verde localizados en el fondo del cañón.

Un atractivo más son las ruinas de la hacienda “La Casa Colorada” y el puente colgante “El Arcediano” que data de 1893 y fue entrada a Guadalajara.

El Espinazo del Diablo. Un espectáculo en la Sierra Madre Occidental (Durango) / México Desconocido
El Espinazo del Diablo, Durango.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada